Noticias y Blog

Eyaculación femenina ¿Qué es el Squirting?

Eyaculación femenina ¿Qué es el Squirting?

¿Que es el Squirting? ¿Mito o realidad? ¿Cómo podemos practicarlo?

La eyaculación femenina, al igual que la masculina, consiste en la expulsión de fluidos al alcanzar el orgasmo. Si bien en los hombres es algo habitual, en las mujeres generalmente pasa desapercibido ya que la cantidad de fluido es menor.

En ocasiones la eyaculación femenina es abundante, similar a la masculina o incluso mucho mayor, este tipo de eyaculación se ha convertido en una especie de leyenda o mito, muy difundido gracias al cines porno y conocido como Squirting. 

El Squirting implica la expulsión de una mezcla de fluidos, asociada al orgasmo, a través de la uretra y las glándulas de Skene. Este fluido es una mezcla del fluido de la eyaculación orgásmica, producida por las glándulas de Skene, y orina acumulada en la vejiga y liberada por la uretra. La cantidad de fluido expulsado en una eyaculación es variable y puede ser mayor a un litro.

¿De qué depende la cantidad de fluido en la eyaculación conocida como Squirting?


eyaculación femenina y flujo

La cantidad de fluido que se expulsa tras una eyaculación femenina depende básicamente de la cantidad de orina acumulada. Esto se debe a que la eyaculación orgásmica no suele superar los 50 centilitros y supone apenas el 20% del fluido liberado en el orgasmo, el resto es orina que se libera por incontinencia coital, es decir, relajación del esfínter urinario como consecuencia de los espasmos o contracciones producidas durante el orgasmo.

¿Cómo se alcanza un orgasmo con eyaculación abundante o Squirting?

Según diversos estudios apenas 1 de cada 10 mujeres experimentan este tipo de orgasmos con eyaculación abundante o Squirting, aunque no hay mucho consenso en relación a este dato, otros estudios concluyen que entre 1 y 5 de cada 10 mujeres experimentan este tipo de eyaculación alguna vez.

La realidad es que todas las mujeres eyaculan, aunque no liberen cantidades muy abundantes de fluido. A veces puede ocurrir que la eyaculación se genere antes del orgasmo y los fluidos se mezclen con otros flujos, o bien que la eyaculación se produzca, pero no se libere hasta después del orgasmo, por ejemplo, orinando tras el coito.

Esto nos lleva a preguntarnos si es posible aprender y experimentar la técnica del Squirting y que tipo de estimulación o práctica sexual es la adecuada para conseguirlo y provocarlo.

La clave para provocar y alcanzar eyaculaciones conocidas como Squirting está en el Punto G. Su estimulación adecuada e intensiva es el secreto del éxito de esta experiencia sexual que está creando tendencia y que tantos y tantas desean perfeccionar.

¿Cómo estimular el Punto G para provocar Squirting?


Punto G - Estimulación para eyaculación

Para conseguir eyaculación abundante durante el orgasmo mediante masturbación debes colocarte tumbada boca arriba con las piernas flexionadas y abiertas.

Si vas a autoestimularte es recomendable que tengas la pelvis un poco levantada para que el acceso al Punto G sea más fácil, puedes colocar un cojín para elevar ligeramente la cadera, aunque si te estimula otra persona, mucho mejor!

Para conseguir eyaculación abundante durante el orgasmo mediante masturbación debes colocarte tumbada boca arriba con las piernas flexionadas y abiertas. Si vas a autoestimularte es recomendable que tengas la pelvis un poco levantada para que el acceso al Punto G sea más fácil, puedes colocar un cojín para elevar ligeramente la cadera, aunque si te estimula otra persona, mucho mejor!

Para estimular el Punto G puedes usar:

La mano: Introduciendo los dedos corazón y anular en la vagina moviendo la muñeca y ejerciendo presión en dirección al ombligo, es decir orientando la presión hacia el hueso púbico. La presión tiene que ser rítmica e intensa y la palma de la mano debe estar en contacto con la vulva, estimulando el clítoris durante el movimiento.

El peneLa estimulación del punto G con el pene es más complicada de conseguir, para ello es importante adoptar una postura adecuada que permita acceder y estimular esta zona erógena interna.

Un dildo o vibradorLos dildos, consoladores o vibradores para punto G son una alternativa ideal para provocar Squirting, ya que su forma curvada en la punta y las funciones de vibración o rotación facilitan el acceso y la estimulación del punto G con menor esfuerzo y más rapidez.

En todos los casos, es importante que tu suelo pélvico esté entrenado, de esta forma será más fácil la tensión y relajación del músculo pubocoxígeo, lo cual facilita la eyaculación, así como mantener las caderas elevadas y presionar las nalgas.

Es habitual experimentar ganas de orinar, esto es buena señal y no debe ser un freno, hay que continuar hasta que se produzca el orgasmo, empujado y liberando la eyaculación.

Si no se consigue a la primera no hay que desanimarse, la práctica y el entrenamiento son la clave y el placer el objetivo así que no hay que obsesionarse, puedes seguir intentándolo y disfrutar del aprendizaje.

Otra opción que está de moda son los talleres de Squirting, donde te enseñan la técnica del Squirt de forma presencial, uno de los más conocidos, gracias a su difusión en diversos programas de radio es el taller impartido por Anahi Canela.